Preocupación entre los socios del Proyecto Hidroituango

De no estar listas las líneas de transmisión de energía en agosto de 2018 podrían llegar pérdidas millonarias, por eso han pedido a la Agencia Nacional de Licencias Ambientales que otorgue en un plazo de semanas la autorización, porque de lo contrario el plazo para la construcción de estas torres sería insuficiente.

De no tenerse esa licencia ambiental, será la energía que produzca Hidroituango, la que se quede estancada. Los socios confían que la autorización se de los más pronto. Cada día de retraso significa una pérdida millonaria.

Situación que afectaría a municipios de la zona de influencia, socios del proyecto y ciudadanos, vía tarifa de la energía. Las obras civiles de Hidroituango están cercanas a un 70% y en un año debería iniciar el llenado de la presa.