Las aguas negras del los alcantarillados tienen perjudicados a la Milagrosa y los Colores

Los malos olores, mosquitos y gusanos se convirtieron en residentes de la vivienda que después de una semana tuvo que ser abandonada. La familia volvió a la casa y al ver que el problema continuaba, trataron de solucionarlo por su cuenta. La situación se agudiza porque aunque el daño es en el primer piso, la edificación sostiene ocho viviendas. Según los habitantes, el problema se presenta hace varios años. Creen que EPM les ofrece muchos pañitos de agua tibia, pero pocas soluciones.

En la urbanización Providencia, del barrio los Colores se presenta una situación similar. Este árbol creció y las raíces obstruyeron la salida de la cañería. Las aguas negras del alcantarillado que salen hasta la calle , encierran a los residentes.

En el caso de La Milagrosa, sector Ávila, EPM trabaja en la situación, sin embargo los habitantes reclaman el cambio completo de la tubería para solucionar el problema de raíz.