La reforma tributaria aplica impuesto a los laudos arbitrales

0
228

La reforma tributaria trajo consigo un impuesto del 2% en las conciliaciones que se realizan a nivel empresarial cuando recurran al sistema de  arbitraje.

Eso significa que aunque el arbitraje es un procedimiento más rápido, ahora será más oneroso. A la hora de dirimir diferencias, los empresarios pueden acudir a la vía judicial o a una comisión arbitral.

Acudir a los Jueces puede alargar los tiempos de resolución del problema, mientras que el arbitraje es una opción más ágil, aunque ahora sujeta al impuesto. Este gravamen del 2% no afecta solamente a empresas privadas, sino también a entidades públicas que recurran al mecanismo de arbitraje.

Hay otras 7 demandas en proceso contra el gravamen que en muchos casos es aplicado a demandas millonarias.