Con camisetas blancas y música, algunos antioqueños desfilaron pacíficamente el 20 de julio

74

Pidieron que no haya más violencia y bloqueos durante las protestas.

Por: Vanessa Aguirre

Las trompetas, bombos y platillos fueron los gritos de independencia de quienes participaron en el desfile pacífico del 20 de julio.

Los 30 grados de temperatura no fueron impedimento para que los silleteros de Santa Elena desfilaran desde el Teatro Pablo Tobón hasta el comando de la policía metropolitana.

“Es un desfile inspirado en llamar a la paz y no fomentemos la violencia”, manifestó Diana Atehortúa, silletera.

Durante la jornada se entregó renovado el CAI de Boston que había sido vandalizado.

Empresarios, comerciantes, académicos e independientes hicieron parte de este desfile.

“Nosotros queremos impulsar el derecho a la manifestación pacifica, al trabajo y la movilidad”, indicó Julia Correa, del comité organizador.

“El derecho legítimo a las protestas lo vamos a defender pero a través de vías pacíficas, revindicando derechos y llevando expresiones culturales para decirle a la gente manifestarse sí, pero vandalizar jamás”, señaló Juan Diego Ríos, vocero Desfile Pacífico.

Más de 4 horas de expresiones artísticas donde el baile se tomó las calles de la ciudad.

Los colores amarillo, azul, rojo y blanco fueron los protagonistas para hacer un llamado a la paz; mensaje al que se unieron personas desde sus balcones para decirle SÍ a la protesta pacífica.